“Se puede eliminar el hambre en el mundo, no es una utopía”, asegura el jefe de Comunicación y Relaciones Exteriores de la FAO

El director general de IPS considera que la crisis “no está cancelando la información para el desarrollo” y añade que los nuevos medios y redes sociales “abren el campo” de la información

Santander, 11 de septiembre de 2012.-  El jefe de Comunicación y Relaciones Exteriores de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Enrique Yeves, ha asegurado hoy que “se puede eliminar el hambre en el mundo, no es una utopía”, a pesar de que, matizó, “mucha gente cree que es un problema endémico”.

En su opinión, es “inaceptable” que 900 millones de personas, uno de cada siete habitantes en el mundo”, muera de hambre en un planeta en el que, además, “se está produciendo el doble de los alimentos que se necesitan”. “Es un escándalo social, político y moral, en el cual la comunicación juega una parte fundamental”, apuntó.

En este sentido, Yeves hizo hincapié en que es muy importante contar con el apoyo de la comunidad internacional y que esté “sensibilizada” para, de esta forma, “poder presionar a los gobiernos y que tomen medidas acordes para acabar con el hambre en el mundo”.

Así lo señaló el jefe de Comunicación y Relaciones Exteriores de la FAO en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) junto al director general de Inter Press Service (IPS), con motivo de su participación en el encuentro ‘Comunicación para el cambio social y el desarrollo’.

Yeves se mostró satisfecho porque en España, “en líneas generales”, la población es “muy solidaria” y se siente “partícipe” de los problemas que existen en los países del Tercer Mundo, a pesar de la crisis. No obstante, la difícil situación económica por la que atraviesan las naciones occidentales sí que implica que las políticas de ayuda a la cooperación “estén siendo revisadas a la baja”.

A este respecto, el cargo de la FAO comentó que está desarrollándose “el reflejo de la nueva política en el mundo”. Así, mientras los países “tradicionalmente donantes” tienden a “reducir o intentar mantener” la ayuda, están surgiendo “nuevos países emergentes” como Brasil, Sudáfrica, India o China, que actualmente “juegan un papel preponderante” en muchas áreas en vías de desarrollo.

Por su parte, Lubetkin resaltó que la crisis “no está cancelando la información para el desarrollo” ya que cuestiones como el cambio climático o el hambre siguen estando en las agendas y teniendo cobertura. Asimismo, añadió que gracias a los nuevos medios y redes sociales “se ha abierto el campo”.

“Con internet se ha pasado de la era de la información a la era de la comunicación”, explicó el director de IPS, quien agregó que antes el receptor era “pasivo” mientras que ahora la comunicación es “horizontal”.

Finalmente, ambos subrayaron la importancia de “formar e informar” a la opinión pública, ya que “son los votantes los que deciden a través de sus papeletas las políticas de los gobiernos. “Que la población sea malinformada o manejada es nuestra responsabilidad”, insistió Lubetkin.