Lutz Emmerich: “Sólo el 6% de las escuchas en Spotify se corresponden con el Top 50”

Hoy ha comenzado en la UIMP Valencia el curso “Cultura, medios de comunicación y nuevas tecnologías”

 (Valencia 19.10.2011).  El modelo de negocio de Spotify se ha revelado como la mejor alternativa a la descarga ilegal de música y está resultando beneficioso para toda la industria discográfica, según Lutz Emmerich, representante de la compañía sueca en España.

“Desde que se lanzó la plataforma, la piratería ha descendido un 25%  en Suecia y, aunque no hay datos todavía, parece que también está bajando en España”- afirma Emmerich, que hoy ha estado participando en el seminario  “Cultura, medios de comunicación y nuevas tecnologías”, organizado por la sede valenciana de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y dirigido por el profesor de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universitat de València, Manuel Cuadrado.

Para Lutz Emmerich, la clave del éxito de Spotify, que ya cuenta con 4 millones de usuarios en España, radica en la facilidad y la rapidez- “streaming sin buffering”- para acceder a todo tipo de música sin que el consumidor tenga que dominar conceptos informáticos ni correr el riesgo de obtener archivos de mala calidad, como ocurre con las descargas ilegales.

“Hemos revolucionado la manera de escuchar música hoy en día”- dice el ejecutivo, quien asegura que, mediante Spotify, se está escuchando “mucha más música y mucho más variada” y se ha demostrado que la gente está dispuesta a pagar por ella: “un 15% de los usuarios están suscritos”.

“Actualmente, los usuarios de Spotify escuchan un 94% del catálogo y sólo un 6% de las escuchas se corresponde con el Top 50”- apunta.

En este sentido, Emmerich ha explicado que, además de los catálogos de las cinco grandes discográficas –Universal, Sony BMG, EMI, Hollywood Records y Warner- con la que la compañía tiene acuerdos, le conceden mucha importancia a la música local promovida por sellos independientes y, por ello, Spotify tiene también convenios con más de 22 “agregadoras”, a través de las cuales cualquier artista puede subir su música a la plataforma.

“Aunque, al principio no confiaban en el proyecto, las discográficas, se han dado cuenta de las ventajas de tener sus catálogos en Spotify, ya que mucha más gente está consumiendo su producto y, además, es una buena plataforma de lanzamiento y promoción de nuevos artistas, como ya se vio con Alicia Keys o el grupo Hurt”- argumenta Lutz Emmerich.

Spotify está presente en nueve países, incluido Estados Unidos, donde la aplicación llegó este verano y “está teniendo muy buena acogida”. Según Emmerich, la intención de la compañía es seguir expandiéndose por el mundo- “antes de lanzarse en un país nuevo, hay que atar muy bien el contenido”- y mejorar los servicios agregándose a todos los soportes donde sea posible el acceso- “todavía tenemos que meternos en Blackberry”.

El representante de Spotify en España también ha destacado el acuerdo que firmaron recientemente con Facebook, ya que “la música es lo más social que hay” y esta forma de compartirla puede ayudar a conocer nuevos artistas “sólo por ver que nuestros amigos la están escuchando”.

Las operadoras tienen que educar al cliente

                En el curso que esta semana se está celebrado en la UIMP Valencia también ha participado Pablo Barallat, director de contenidos de Vodafone en España, quien ha hablado de Los operadores de telefonía y gestión de contenidos culturales.

                Barallat ha explicado que, en vista del crecimiento exponencial que se está registrando en el uso de datos, los operadores de telecomunicaciones tienen pendiente conseguir una oferta de planes de precios justa, de modo que paguen más los que hagan mayor uso de la red.

                Para conseguir este objetivo, habría que “educar al cliente” y hacerle entender que la tecnología 3G es diferente al ADSL y que “requiere otras inversiones”.

                Pablo Barallat también ha destacado la importancia de que los clientes de telefonía móvil tengan la mejor experiencia de usuario posible y, en este sentido, señala a Apple como paradigma de éxito, ya que “ha conseguido generar tanta confianza entre los usuarios que muchos de ellos son, incluso, fans de la marca”.