Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Cosidó afirma que “el desafío de la inmigración es tal que puede poner en cuestión el fundamento de la UE”

Santander.- El director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha inaugurado el seminario Libertad de circulación, derechos humanos y seguridad de las fronteras y lo ha hecho analizando los tres aspectos que se debatirán en este curso que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Así, se ha pronunciado sobre la libertad de movimientos en la Unión Europea y ha asegurado que "el desafío que estamos afrontando como europeos respecto a la inmigración en estos momentos es de tal dimensión que puede poner en cuestión el propio fundamento de la UE".

Un desafío "tan formidable" que ha hecho que muchos países se replanteen ("renacionalicen") "no solo sus políticas de seguridad interior, sino la gestión de fronteras". Esto es así porque "consideran que una parte de los problemas que están teniendo les viene por haber eliminado las fronteras interiores y haber hecho comunes las exteriores", ha explicado Cosidó.
El director de la Policía Nacional ha explicado que actualmente se ha producido "un nuevo cambio en los flujos migratorios. Hasta ahora la migración en Europa era fundamentalmente de motivación económica y en estos momentos es mayoritaria la que viene huyendo de conflictos". Posteriormente, ha trasladado este asunto a suelo español y ha comentado que "en España no se vive con la misma intensidad porque tenemos un modelo que sabe gestionar un desafío tan complejo como es la inmigración irregular". Además, ha apuntado dos factores que favorecen esta situación: la integración de la inmigración y los niveles de radicalización de la población musulmana.
Sobre el primero, ha considerado que "España está haciendo las cosas bien" y ha explicado por qué nuestro país está "en una mejor situación de la que encontramos a otros países de la Unión Europea": primero, porque "la percepción de racismo y xenofobia es menor. Somos, por fortuna, una sociedad más tolerante, y el hecho de que no tengamos una emergencia de partidos radicales de extrema derecha, que se nutren de un discurso antinmigración, es un síntoma de calidad democrática". Y también porque "los niveles de radicalización de la población musulmana son menores que en otros países". Eso sí, Cosidó ha apostado por la prudencia pues "tenemos que esperar a la gente joven que ha llegado a España y que en un momento dado pueda ver frustradas sus expectativas vitales, tenga cierta crisis de identidad porque no sabe si son parte de sus sociedades de origen o de adopción, y que vea que hay una sociedad relativamente próspera y que ellos no tengan el mismo acceso a niveles de bienestar".
Trata de seres humanos
Otro de los temas esenciales de este curso es la trata de seres humanos. Cosidó ha apuntado que "todos los delitos son espantosos, pero la situación de estas víctimas me parecía especialmente inaceptable (mujeres raptadas o que han raptado a sus hijos...) y estaban en nuestras calles, pero eran invisibles".
El director general de la Policía Nacional ha destacado que desde que en 2013 se puso en marcha un plan contra la trata de seres humanos, se han producido "700 operaciones, 2.100 detenidos, 32.000 víctimas potenciales identificadas y tanto el teléfono 24 horas y el correo electrónico contra la trata han permitido poner en marcha 500 investigaciones". No obstante, Cosidó ha apostado por ir más allá porque "si queremos ser eficaces en la lucha contra la explotación sexual, hay que trabajar más sobre la demanda, que es lo que está financiando a todas estas redes". Y es que, investigaciones financieras paralelas han dejado claro que es "una de las actividades criminales más rentables de la delincuencia organizada".

 

Fotografías: Juan Manuel Serrano