Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

El director de la Aneca afirma que el aumento de grados en el sistema educativo español promueve la burocracia

Santander. – El director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), Miguel Ángel Galindo, ha participado en las VII Jornadas de Postgrado y Empleabilidad. ¿Es la clave para encontrar empleo hacer un postgrado? que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Su intervención, que ha sido moderada por José Martí Pellón, el director del departamento de Economía Financiera y contabilidad III (UCM) y miembro de la comisión de Postgrado de la UIMP, ha girado en torno a Empleabilidad y acreditación de títulos universitarios.

A pesar de que ha destacado la importancia del emprendimiento tanto en alumnos como en docentes y que hay que incentivar "la capacidad del emprendedor y de emprender" para dar lugar a nuevas empresas, el director de la Aneca ha afirmado que la sociedad actual está "obsesionada con el emprendimiento" y que aunque hay gente muy válida, no es emprendedora. Por eso, la solución es incentivar "los tándems" o equipos, hacer combinaciones entre el conocimiento y el emprendimiento.

También ha hecho referencia al Proceso de Bolonia, que tras su implantación generó "una situación homogénea" entre los planes de estudio de las universidades europeas; y al aumento de carreras o grados en los centros españoles: "En el pecado está la penitencia, cuantos más títulos universitarios, más burocracia".

Galindo ha explicado que la Aneca verifica que los centros universitarios, 15 en total en toda España, cumplan con la normativa y con los objetivos europeos impuestos por el European Association for Quality Assurance in Higher Education (ENQA).

En un marco tan condicionado por el ánimo de diferenciarse unas universidades de otras, "se hace necesario que los centros cumplan con una serie de características para avalar que sus grados o másteres cumplan con condiciones que a la larga aseguren resultados académicos en los alumnos". Para ello, este organismo autónomo muestra un proceso que comienza con la verificación de los programas académicos y con la posterior acreditación.

Una vez la universidad consigue la acreditación o la renovación de la acreditación, se les otorga la distinción de Acredita, lo que indica que el centro cumple con los requisitos del programa de acreditación. Además, Aneca ha dado un paso más para valorar el buen hacer de las universidades lanzando un programa llamado Acredita Plus, que se otorga a modo de premio por el buen trabajo realizado. De esta manera los alumnos de las universidades que obtengan esta distinción "no tendrían que pedir las convalidaciones propias, sino que a través de ese organismo ya le sería reconocido".