Menu
 
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Noticias

“El problema de la divulgación científica en España está en el valor que la sociedad da al conocimiento científico”

Madrid.– La comunicación científica oral ha centrado la quinta sesión del ciclo Competencias para jóvenes investigadores que organizan la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Fundación Tatiana. El catedrático de Lengua Española José Portolés ha sido el encargado de poner sobre la mesa esta cuestión que va más allá de la buena comunicación. Así, según ha explicado el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, "el problema de la divulgación científica en España no está tanto en los divulgadores como en el valor que la sociedad da al conocimiento científico".

Su 'receta' para hacer más accesible el lenguaje científico pasa por saber a qué público se dirige el escrito: "Es bueno pensar en alguien en concreto y tener en cuenta qué conocimientos previos tiene". También ha aconsejado a los jóvenes investigadores que dejen claro "por qué aquello que están contando es interesante dentro de su disciplina, que no se olviden de situar su contribución dentro del estado de la cuestión".
Otra de sus recomendaciones ha sido que no se aceleren, que "acomoden lo que quieren contar al tiempo y espacio que dispongan pues un habla más rápida o una escritura más densa no comunican más, sino que ahuyentan a la audiencia". "No utilizar un vocabulario o una sintaxis que nos resulten extraños, imprimir el discurso a doble espacio o llevar siempre una botella de agua", son otras de las sugerencias que ha ofrecido Portolés a los alumnos de Competencias.
Durante su exposición también ha hecho hincapié en la comunicación no verbal y en la importancia de adecuarse a la audiencia a la que te diriges. ¿Cómo? "Con una buena postura y sin eludir la mirada del público, y ajustándose al tiempo, evitando la improvisación y buscando la empatía", ha comentado el catedrático de Lengua Española.
El castellano, lengua viva
El profesor, que tiene la Historia de la filología española del siglo XX como una de sus líneas de investigación, ha asegurado que el castellano es "un bien que la historia nos ha regalado a sus hablantes" y ha explicado que aunque es una lengua viva sometida a numerosos cambios en los últimos años, es necesario "defender la unidad del idioma" pues "perder o confundir matices, o añadir particularismos que nos distancien del resto de la comunidad hispanohablante nos empobrece", ha argumentado.
Portolés también se encargará de la próxima sesión de Competencias para jóvenes investigadores, que se celebrará el próximo martes 5 de abril y se centrará en La comunicación científica escrita.