Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

El ‘revolucionario del lenguaje fotográfico’ Ramón Masats inaugura las Actividades Culturales de la UIMP

Santander. – Un año más, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo trae a la ciudad de Santander actividades culturales que complementan sus Cursos Avanzados de verano con una programación que presta atención a gran variedad de manifestaciones artísticas. En suma, "un alimento espiritual en esta etapa de verano", ha asegurado el rector de la UIMP, César Nombela, durante la inauguración de la exposición Ramón Masats: El punto y la línea. El Premio Nacional de Fotografía 2004 ha protagonizado la presentación de la muestra, un acto en el que también ha estado acompañado por el fotógrafo Chema Conesa, comisario de la exposición, por Ana María González Pescador, tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santander, y Manuela Alonso, coordinadora del Centro de Documentación de la Imagen.

Nombela ha mostrado su satisfacción por el comienzo del programa de actividades culturales de la UIMP, que "trata de salir al centro de la ciudad" de la mano de Ramón Masats, quien propone una serie de fotografías realistas dentro de un proyecto que, como ha apuntado el rector, "pasará a la posteridad". No se sabe qué obras fotográficas quedarán para la historia, lo que está claro es que la fotografía ha crecido con fuerza en los últimos años y está ya al nivel de otras manifestaciones culturales como el cine o la pintura: "Yo no sé si es un arte o no, no me preocupa, me considero un artesano", ha asegurado Masats, quien ha reflexionado sobre la importancia de la copia única en fotografía, algo muy difícil de conseguir: "Lo que dice lo que es arte o no es el mercado, y el mercado es la copia única", ha insistido.

Al repasar su trayectoria, ha recordado su paso por la Agrupación de Fotógrafos de Cataluña, que influyó mucho en su posterior carrera. Se trataba de "un grupo de amigos" que no estaba de acuerdo con la metodología de entonces y compartía un pensamiento y planteamiento que "no llamaría artístico, pero sí vital". El artista ha explicado que no está muy al día sobre la fotografía actual, pero está convencido de la existencia de buenos profesionales en el sector. "Los fotógrafos españoles siempre son muy reticentes a irse al extranjero, si lo hicieran seríamos mucho más conocidos, como pasa con l0s pintores, que sí se han lanzado", ha apuntado. Sin embargo, considera que hay un ambiente nuevo que se nota en la fotografía tras la confusión de lo analógico y lo digital: "Estoy de acuerdo con lo digital, pese a que muchos compañeros están en contra. A mí me parece que ofrece muchas oportunidades", ha afirmado.

En la inauguración el comisario de la exposición, Chema Conesa, ha elogiado la trayectoria de su compañero al que ha descrito como "un revolucionario del lenguaje fotográfico" de este país en una "década prodigiosa" en la que se dedicó a retratar la realidad. "En un momento en el que se pretendía acercar la fotografía a todas las claves pictóricas, él rompe con todo eso y trae una nueva forma de hacer fotografía", ha señalado, haciendo mención a esa generación de compañeros que se basaban en las mismas ideas que Bauhaus.

Por su parte, la tercera teniente del Ayuntamiento de Santander ha recordado la importancia de estas actividades culturales y ha elogiado la carrera de Ramón Masats. "Es un auténtico lujo contar con una exposición como esta", ha declarado sobre el recorrido desde los años 50 que propone el catalán, "un arte que no se puede explicar y que hay que sentir".

La exposición El punto y la línea podrá visitarse hasta el 4 de septiembre en la sala Ángel de la Hoz del Centro de Documentación de la Imagen de Santander.

Fotografía: Esteban Cobo