Menu
 
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Noticias

"En UIMP Granada hemos consolidado un espacio de contenido científico, manteniendo el prestigio y el espíritu de la Menéndez Pelayo"

Granada.- "El municipalismo es a la libertad lo que la escuela primaria es a la ciencia" es una de las frases que acompañan la mayor parte de las iniciativas que emprende Federico Castillo, director de la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Granada desde hace once años. Catedrático en Derecho Administrativo de la Universidad de Granada, tiene una dilatada trayectoria como docente, investigador y también ha escrito decenas de libros sobre función pública y ordenamiento territorial. Además, es secretario general de la Unión Iberoamericana de Municipalistas y es un referente obligado en temas de descentralización y municipalismo.

¿Cómo definiría la sede de la UIMP en Granada?, ¿cómo es la relación con la ciudad?
Por su carácter singular, dada su especialización en políticas públicas, UIMP Granada puede considerarse una sede que apuesta por un espacio diferenciado y singular muy conectado a los procesos de modernización del sector público en general e iberoamericano en particular. Eso sí, siguiendo los principios generales de la Menéndez Pelayo y los programas comunes que se impulsan desde su Consejo de Gobierno. La relación con la ciudad, y con el Ayuntamiento, solo se puede calificar de magnífica aunque me gustaría señalar que el impacto de la sede se extiende a otras provincias (Almería, Málaga y Jaén) por los distintos acuerdos institucionales que se han ido articulando con el paso de los años.
¿Qué UIMP encontró a su llegada a la sede?
Mi nombramiento como director de UIMP Granada coincidió con su puesta en marcha, hace ya once años. Sin duda, y si se puede hacer un balance de los años transcurridos, puede decirse que hemos consolidado un espacio de contenido científico en el ámbito social y jurídico, manteniendo el prestigio, la tradición y las particularidades que hacen de la UIMP una reconocida institución y respondiendo al espíritu de su creación. Gracias a la alianza entre la UIMP y la Unión Iberoamericana de Municipalistas creamos la Fundación Centro Iberoamericano de Gobernabilidad, Administración y Políticas Públicas Locales (Cigob), sumando así un trabajo que trasciende nuestras fronteras y nos permite crear sinergias con administraciones públicas de prácticamente toda Iberoamérica.
¿Qué cree que aporta UIMP Granada que no hacen otras universidades o instituciones?
Las señas de identidad de nuestra sede son la internacionalización y la especialización. Estas dos líneas de acción, que se reflejan en nuestra programación anual, son sin duda únicas en el ámbito provincial e incluso me atrevería a decir que en toda Andalucía. Bien es cierto que otras instituciones, con las que mantenemos relaciones de cooperación e intercambio, ofrecen distintas líneas de acción que sin duda son exitosas y, por esto, tratamos de articular proyectos en común. Otro de los sellos de identidad de UIMP Granada son sus diferentes alianzas. Entre ellas me gustaría destacar las relaciones con las universidades de Panamá, la Veracruzana de México y la Autónoma de Santo Domingo, entre otras. En España trabajamos junto a, por citar algunas entidades, los colegios oficiales de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Granada, Sevilla y Málaga; el Instituto Andaluz de Administración Pública; la Fundación ONCE; las escuelas de protocolo y de comunicación y marketing de Granada y las universidades de Granada y Sevilla-
¿Cómo ha influido la crisis económica en el desarrollo de actividades y objetivos de la sede?
La crisis no ha favorecido los planes iniciales que se dibujaron en el momento de nacimiento de la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Granada. Sin embargo, dos instrumentos nos han sido muy útiles para superar estas dificultades: la imaginación y la reinvención continua. Eso nos ha llevado a explorar nuevos mercados, nuevas fórmulas en la docencia y en la investigación y nuevos instrumentos en la difusión que nos han permitido salir fortalecidos de este período. Por citar solo un ejemplo, nuestra sede trabaja con fuerza en la formación a distancia y el trabajo a través de nuestro campus on line ha transformado la situación de crisis en una oportunidad. También ha sido fundamental en este proceso, la labor visionaria de nuestro rector D. César Nombela, quien ha apostado por los proyectos formativos que le hemos presentado, viendo en ellos una oportunidad de extensión universitaria dirigida a contribuir a una mayor profesionalización tanto de empleados y responsables políticos de las entidades locales, como de profesionales de otros sectores de actividad económica que colaboran con el sector público.
¿Qué busca a la hora de programar actividades académicas y culturales?
Brevemente, singularidad. Que las actividades que realizamos, por el modo y los contenidos, ofrezcan un espacio diferente con valor añadido.
¿Cuál es el próximo reto de UIMP Granada?
Tenemos muchos. Por fortuna no son precisamente ideas las que nos faltan. Pero por destacar uno que me parece de enorme relevancia para nuestra universidad en su conjunto y para esta ciudad en particular, destacaría el participar, aportando nuestra experiencia contrastada, en la creación de la Escuela Iberoamericana de Gobiernos Locales al amparo de la Secretaria General de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno.