Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Gervasio Sánchez destaca la falta de justicia de la comunidad internacional

Santander. – El fotoperiodista Gervasio Sánchez ha acercado a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo la realidad del periodismo nacional e internacional a través de historias, imágenes y muchas anécdotas. Lo ha hecho durante su participación en el curso Periodismo de autor, con firma, que se ha celebrado estos días en la UIMP.

En este sentido, Sánchez ha mostrado su indignación por la falta de actuación de la comunidad internacional en varios conflictos bélicos y ha destacado que si "esta hubiera intervenido mucho antes, no se hubieran producido en países como Sierra Leona". Así, también ha destacado que "parece que hemos olvidado que estas guerras son eternos" y que "siempre ha habido refugiados". La diferencia, ha señalado, es que las víctimas de las guerras de Irak, Sudán o Paquistán buscaban asilo en los países vecinos, pero se han cansado de "estar años en campos de refugiados y de que maltraten y abusen sexualmente de las niñas y mujeres". Ahora, los refugiados sirios -que, según ha apuntado, son de clase media- buscan ayuda en países europeos, porque las condiciones de vida son mejores.

En esta línea, el fotoperiodista también ha hablado sobre el impacto emocional que provocó la imagen del niño sirio Aylan, que apareció fallecido en las orillas de una playa griega. Así, ha destacado que gracias a "ese impacto, la comunidad internacional se planteó cuadruplicar el número de asilados sirios". También Sánchez ha reivindicado la falta de justicia internacional de los cinco países con derecho a veto (China, Rusia, Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña) que conforman el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero que "siempre están preparados para vender armas".
Así, en cuanto al tráfico de armas, Sánchez ha señalado que "Zapatero duplicó la venta de armas españolas (1.400 millones de armas vendidas) que había dejado Aznar y que con Mariano Rajoy casi volvemos a vender el doble de armas".


Politización de los medios
El fotoperiodista también ha hablado sobre la politización de los medios de comunicación que, a su juicio, lleva existiendo más de treinta años. Así, ha insistido en "los profesionales de la información debe vigilar el poder económico y político y no mostrar tanto la virtud de bancos y cajas de ahorro". Esta politización, según el fotoperiodista, también se ha dado en las secciones de economía que han fracasado por no haber contado la situación financiera a tiempo real".
Además, ha destacado que la crisis periodística no es causa de la situación económica del país, pues, a su juicio, "el periodismo empezó a caer cuando más se ganaba en los medios de comunicación".

También ha explicado por qué tuvo que dejar de colaborar con medios españoles que, en su opinión, "maltrataban a los protagonistas de mis historias, personas de la periferia, de zonas oscuras y olvidadas". Y es que, su visión periodística es "muy clara": "Por encima de todo, el periodismo es sagrado y una sociedad sin él, está condenada a ser manipulada. La oscuridad que este oficio muchas veces no ilumina, hace que las sociedades se vuelvan más apagadas y que aparezcan personajes que no tienen que ver con la realidad", ha subrayado.

FOTOGRAFÍA: Juan Manuel Serrano / UIMP.