Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Joan Llorach denuncia el “populismo de regiones ricas” que se manifiesta en corrientes independentistas

Santander.- El empresario y autor Joan Llorach, coautor con Josep Borrell del libro "Los cuentos y las cuentas de la independencia", ha reflexionado sobre los efectos negativos del discurso populista en Europa durante su intervención en el seminario Quo Vadis Europa IV? Europa entre la integración y la desintegración que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). En su opinión, existen tres tipos de populismos: de izquierdas, de derechas y de regiones ricas. A estos últimos se ha referido poniendo como ejemplo los independentismos en Baviera, Véneto y Cataluña, sin dejar de recordar que esos mismos argumentos se esgrimen en lugares como Flandes, Ontario o Western Australia. Para identificarlos, ha explicado, se manifiestan en forma de respuestas fáciles a preguntas complejas y en la magnificación de problemas al hilo de sus propios intereses.

Las consecuencias de esos populismos para la integración en Europa, ha declarado, son tres: se legitima el argumento de "nosotros primero", se llega a una desagregación administrativa en vez de integración y se muestra incapacidad para entenderse con el vecino. Por eso, apuesta por "políticos que sean capaces de explicar que las cosas son más difíciles de lo que parecen", como a su parecer hace Bill Clinton.

En el caso de Cataluña, ha reflexionado, se han conseguido popularizar los argumentos de Artur Más y Oriol Junqueras, quienes aseguran que la independencia aportaría los 16.000 millones de euros adicionales que debe España a la Generalitat: "Dicen que son los más ricos y con eso les vale. No es una milonga, pero hay que saber qué contiene ese gasto". En esta cifra, ha afirmado, no se incorporan, por ejemplo, los gastos de defensa: "En Cataluña el Ejército es mínimo, y cuando un independentista dice que tendría 16.000 millones, es igual a decir que no tendría defensa cuando la comunidad necesitaría un ejército". Asimismo, ha recordado el importante papel que juega la ley de leyes: "Antes de la Constitución solo hay vacío".

Fotografía: Esteban Cobo