Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Juan Carlos Mestre: “La poesía es el lenguaje de la delicadeza humana”

Santander.– "La reivindicación de la palabra poética no es otra cosa que la restauración frente a todo lo que ha invadido, de forma obscena, el conjunto de la adicción pública de nuestro país", Así de contundente se ha mostrado el poeta y artista gráfico Juan Carlos Mestre en una reflexión sobre la poesía ante los medios de comunicación en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde dirige esta semana el taller de creación poética Conciencia y memoria de la imaginación.

Mestre ha afirmado que "en la sociedad la palabra parece haber perdido todo su valor", por lo que este taller es "una aventura determinante", ya que "es determinante la participación de aquellos que configuran el dialogo" sobre el lugar que ocupa la poesía en la sociedad contemporánea. Así, Mestre ha destacado que la principal inquietud de sus alumnos es la de ser protagonistas de "sus propios proyectos", en una exploración "del lugar que ocupa el discurso poético en la sociedad contemporánea en relación a otras épocas".

El Premio Nacional de Poesía 2009 ha afirmado que la poesía "es el lenguaje de la delicadeza humana", y que "viene a recordar que las palabras has sido hechas para ayudar a construir la casa de la verdad, y no para destruirla". Así, el poeta ha destacado que las palabras "siguen significando aquello para lo que han sido escritas. Para que el término justicia vuelva a significar justicia ante, por ejemplo, la vergüenza histórica de los refugiados".

Por ello, Mestre ha mencionado la "necesidad" de "una repoblación espiritual del mundo" basada en la dialéctica de las palabras y no en "la soberbia obstinación del poder para mentir". A renglón seguido, el también músico ha reivindicado la necesidad de que la poesía vuelva a ocupar "en la pedagogía y en las aulas" el lugar que el lenguaje, "como gran constructor del mundo", ha tenido a lo largo de la historia. Ya que, según sus palabras, "la poesía siempre ennoblece cada una de las causas precarias de la condición humana, con su palabra consoladora y redentora".

También Mestre ha apuntado que él no se mueve por proyectos al uso, pues, ha dicho, "pertenezco a aquella tribu que ha renunciado a ejercer cualquier autoridad artística sobre los demás. Mi trabajo no obedece a metodologías o planteamientos", sino que "cuando la poesía aparece tocando la puerta y sin pedir permiso se instala en ese lugar de la pequeña neurosis que todo escritor padece, me lleva a un camino que no sé dónde me conduce y no tengo interés en saberlo".

Con motivo de su participación en los Martes literarios, quien se define como "juglar moderno" ha aconsejado a los poetas noveles que no le hagan caso a nadie, ya que "la poesía es un acto de extrema desobediencia" y "no es un proyecto de la literatura, sino un proyecto espiritual". "Los consejos forman parte de los gabinete psicológicos", ha sentenciado.

Por otro lado, Mestre ha destacado el lugar "absolutamente singular" que ocupa la poesía escrita por mujeres: "Desde el 27 no ha habido una producción de tan alta cualidad". Por ello, ha valorado la lucha de las mujeres ante los discursos de género que "han privilegiado lo masculino", a lo que ha añadido que "la gran viveza de la poesía española escrita por mujeres está en todas partes", lo que ha propiciado "la conquista del territorio y la ampliación de los horizontes" de la poesía en castellano, algo que sin duda "han hecho las mujeres poetas".

Fotografía: Esteban Cobo