Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Juan José Sota atribuye la situación económica de España a la falta de inversión de I+D+i

Santander. – El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del gobierno de Cantabria, Juan José Sota, ha destacado que la "situación económica actual de España, respecto al esfuerzo de las inversiones en I+D+i, dista mucho de ser óptima" y que para generar riqueza es necesario destinar un mayor presupuesto a "innovación, investigación y desarrollo". Un ámbito al que nuestro país dedicó, en anteriores partidas presupuestarias, "solo el 1.26% del Producto Interior Bruto". Así, Sota ha afirmado, en el curso Cantabria en la globalización y revolución tecnológica que se celebra estos días en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que el Ejecutivo español dedicó un bajo porcentaje a I+D+i, en comparación "con la media de la UE-28 (2% del PIB) o la marcada por la OCDE (2.5% del PIB)".

En este sentido, Sota ha hecho hincapié en que "la inversión en I+D+i de las empresas y los países está relacionada positivamente con el crecimiento de su productividad, sus ventas y su valor de mercado. Cuanto mayor sea el gasto en investigación, desarrollo e innovación, mayor será la riqueza en términos per cápita". Sin embargo, las estadísticas posicionan a España tan solo por encima de Polonia y Nueva Zelanda en la lista de países con mayor porcentaje de inversión en I+D+i.

Por otra parte, el consejero de Economía también ha señalado que, de acuerdo con el FMI y el Banco Mundial, el principal problema que deben hacer frente las empresas españolas recae en su tamaño. Así, ha asegurado que "del total de las sociedades activas en nuestro país, el 55.3 % no tenían ningún asalariado y el 27 % disponían de uno o dos empleados contratados". Unos datos que, a juicio del consejero, "dificultan a las empresas españolas la posibilidad de competir en el exterior". Así, el consejero ha mostrado su preocupación por el futuro de la industria española, pero en particular de la de Cantabria ya que, a su juicio, es la segunda comunidad autónoma con mayores caídas del PIB, tan solo por detrás del Principado de Asturias. Datos relacionados, según Sota, "con la baja inversión en I+D+i del anterior ejecutivo cántabro y la decreciente productividad de las empresas de la región".

Como solución a la falta de inversión en investigación, desarrollo e innovación, el consejero ha destacado la puesta en marcha del II Plan Regional de I+D+i 2015-2020 y que tiene como objetivos "promover los contextos adecuados para generar conocimiento, ideas emprendedoras y entornos de cooperación".
Por último y en materia de educación, Sota ha insistido en que este servicio público es fundamental para cualquier país y que por eso, "no entiende que durante el periodo 2011-2014 Cantabria haya sido la cuarta comunidad autónoma en recortes de gasto educativo".


La globalización, según José Carlos Díez
El director del curso y profesor de Análisis Económico, José Carlos Díez, ha destacado que "desde los años 80 estamos viviendo un proceso muy intenso de globalización porque dos países que estaban dormidos, China e India, han entrado al mercado después de 200 años fuera y están liderando las inversiones mundiales".

Así, Díez ha explicado que el gigante asiático ha dado un giro radical en sus estrategias económicas y ha pasado de una planificación y fijación de precios por parte del Estado a un modelo de libre mercado. Este cambio, a juicio de Díez, ha permitido un crecimiento considerable de su PIB. Además, la entrada de China e India en el mercado mundial ha generado repercusiones en el resto de países, y es que, según ha explicado Diez, la integración de estas dos naciones y la incorporación, por tanto, de nuevos trabajadores al mercado global ha supuesto "una bajada del salario medio mundial".

También Diez ha hecho hincapié en que uno de los principales retos a nivel mundial está en cambiar el modelo de crecimiento, pero "nadie sabe cómo hacerlo". Como propuesta, el profesor ha señalado "orientarlos hacia adentro, en vez de guiarlos hacia la exportación". A su juicio, "Europa sigue obsesionada con un modelo hacia fuera cuando tiene un mercado interno que le puede funcionar". Lo mismo le ha pasado a Alemania, "un país exportador que depende, en gran medida, de sus clientes". Así, ha destacado que en el momento que estos dejen de comprar, el país de Angela Merkel empezará a tener problemas.

En cuanto a la política española, Diez ha insistido en que "hay que poner el barco en una misma dirección y conseguir que todo el equipo reme hacia ella". Por eso, ha asegurado que la fragmentación política está impidiendo marcar un plan estratégico común. Además, ha afirmado que "ninguno de los cuatro políticos de las principales fuerzas que se han presentado como candidatos a las elecciones generales tiene idea de que va a hacer con España".

Por último, Diez ha hecho una autocrítica y ha señalado que el problema de España recae en la "interpretación de diagnóstico". En este sentido, el director del curso ha destacado que "crecer al uno o dos por ciento está mal cuando Filipinas lo hace al seis por ciento", al igual que alardear de tener una media del 10% de desempleo en Europa cuando la tasa de paro de Estados Unidos desciende al 5%.

FOTOGRAFÍA: Juan Manuel Serrano /UIMP.