Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Juan Rosell reivindica a las empresas como “único motor de creación de empleo”

Santander.–Juan Rosell, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha asegurado que "nuestro futuro está impregnado de los años de crisis", y ha recordado que "entre 2009 y 2013, España decreció un 12 por ciento mientras que el resto del mundo crecía un 3 por ciento". Respecto a las reformas económicas hechas hasta ahora, Rosell ve indispensable "una reducción de estructuras institucionales, ya que se ha hecho poco", y aconseja "un traslado de competencias para evitar gasto en duplicidades". También ha apuntado que el gasto administrativo en Europa supone el doble que en Estados Unidos.


Estas afirmaciones han tenido lugar en el curso del seminario ¿Qué hemos aprendido de la crisis? que la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) celebra dentro de la programación de Cursos Avanzados de la UIMP con el patrocinio del BBVA.
Por otro lado, Rosell se ha referido a la importancia de realizar una "modernización laboral" entre patronal y sindicatos y de alcanzar un pacto de Estado en esta materia. También ha aconsejado "hablar menos de ideologías y más de gestión".
Por último, Rosell ha señalado la importancia de "recuperar la competitividad de las empresas para cubrir las necesidades en educación, innovación y formación", y ha recordado que "la empresa representa el único motor de creación de empleo", y que cuantas más empresas se creen, "mayor riqueza habrá". Según Rosell, "aunque la tendencia es que desaparezca la pobreza en el mundo, las desigualdades están cada vez más presentes".
Por otra parte, el presidente de la CEOE ha advertido de que Estados Unidos dedica el 10% de su PIB al sector "hightech", lo que ha dado paso a la aparición de 250.000 robots que han sustituido "el factor humano por la automatización". En el mundo hay cuatro millones de robots ejerciendo diferentes tareas, ha añadido.
Por último, Rosell también ha señalado que el cambio económico experimentado por la República Popular China ha dado lugar al comienzo de autoconsumo en el país, lo que prueba "una mejora de situación, con un gasto social de un 20%, aunque con el factor en contra de un gran problema medioambiental debido a su producción".