Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

La banca española a debate en la UIMP

• Los responsables de Abanca, Funcas e Ibercaja Banco analizan los retos a los que se enfrenta el sector financiero

Santander. – El futuro de la banca española ha sido el eje del debate que han protagonizado el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, el director general de Funcas, Carlos Ocaña y el presidente de Ibercaja Banco, Amado Franco, dentro del seminario Desafíos de la economía española organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y patrocinado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Botas ha hablado sobre La banca en la era digital: innovación y evolución, y ha partido de una premisa: el cambio tecnológico y la revolución en la conducta de los consumidores. "España ha estrechado la brecha con Europa impulsada por la smartphonización", ha afirmado. El consejero delegado de Abanca ha dibujado un nuevo escenario para el sector financiero caracterizado por la evolución de la tecnología, las experiencias de los consumidores o la presencia de nuevos actores, entre otras claves, como las grandes tecnologías y startups fintech. Así ha destacado que "la banca digital no es solo cuestión de eficiencia y transacción", ya que requiere transformar el modelo de negocio y tener todas las respuestas ante los nuevos desafíos y conocimientos del cliente.

Botas ha explicado que en el centro de este proceso se sitúa la banca digital que "requiere transformar el modelo de negocio y relación con el cliente, así como nuevos recursos y capacidades en tecnología, procesos y personas". También, ha resaltado que la entidad financiera ha invertid 82 millones de euros en innovación y tecnología en 2015.

Retos del sistema bancario

Por su parte, Carlos Ocaña ha destacado la "enorme presión" que la banca española tiene en este momento para reducir costes y ganar rentabilidad. "La presión existente puede acelerar las fusiones y adquisiciones de las entidades no rentables, aunque el tamaño no garantiza por sí mismo la rentabilidad", ha destacado el director general de Funcas.

Ocaña también ha hecho mención al entorno de tipos bajos y ha destacado que "seguramente la política monetaria ha llegado al límite, siendo difícil bajar de cero por la presión del sistema financiero". En relación a la revolución tecnológica, ha afirmado que "habrá consecuencias importantes para los bancos tradicionales, siendo la desintermediación del cliente la verdadera amenaza a corto plazo".

"Sacar pecho"

Amado Franco ha aprovechado su intervención para asegurar la solidez de las entidades bancarias españolas que son "más competitivas" que antes de la crisis, aunque ha defendido que "el sistema debe sacar pecho". Asimismo, ha explicado que no es necesario mirar a otros países después de haber corregido "errores".

El presidente de Ibercaja Banco ha apostado por la biodiversidad financiera "frente a un modelo de pocos y muy grandes proveedores, que puede derivar en oligopolio y ser un marco poco deseable para clientes y sociedad". Asimismo, ha recordado que en España las cinco entidades de mayor tamaño aglutinan el 58% del mercado, 10 puntos más que en Francia y 26 más que en Alemania. Respecto a la revolución tecnológica en la que se encuentra el sector, Franco ha destacado la apuesta de su entidad por este cambio "con la firma de un acuerdo con Microsoft" como estrategia para seguir prestando servicios financieros de la máxima calidad.

Fotografía: Juan Manuel Serrano