Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

La III Escuela de Energía UIMP-Endesa concluye con las últimas aplicaciones TIC en la Energía

Sevilla.– Las últimas aplicaciones tecnológicas utilizadas en el sector eléctrico están revolucionando la industria energética y acercando la ciudad inteligente al presente. El uso de los bitcoins y de las plataformas digitales como IOt, LoRa, Gigfox o la comunidad Blockchain han sido abordadas en la última jornada de la III Escuela de Energía UIMP-Cátedra Endesa, que ha concluido este viernes 6 de abril. Bajo el título Industria 4.0: un nuevo paradigma para las redes de distribución, las sesiones interdisciplinares dedicadas en esta edición a las últimas aplicaciones de las TIC al servicio del sector eléctrico se han celebrado en la Casa de la Provincia de Sevilla con casi medio centenar de asistentes, entre estudiantes universitarios y profesionales del sector.

El director de proyectos de I&N Network Technologies de Endesa Distribución, Carlos Rodríguez Núñez, ha explicado en la última jornada cómo se está produciendo “el paso del Internet de las personas al internet de las cosas”, gracias a las aplicaciones tecnológicas y digitales como Iot, LoRa o Sigfox, entre otras, que permiten conectar los equipamientos y dispositivos entre sí. Actualmente, hay más de 50.000 millones de elementos conectados para un total de 7.600 millones de personas registradas en todo el mundo, según ha informado, lo que supone también un enorme reto para la gestión de datos. “El Big Data es imprescindible para transformar los datos en una información útil”, ha destacado el director de proyectos de Endesa, compañía que está trabajando en la digitalización de la red para mejorar su mantenimiento. 

Por su parte, el responsable de Innovación de Endesa Comercialización, José Minguez Matorras, ha explicado durante su intervención los múltiples proyectos y modelos de negocio que se están haciendo con los bitcoins y el blockchain: “En internet, por ejemplo, para preservar la identidad digital, pues permite un encriptado de los datos que sólo puede desbloquearse con el consentimiento de la persona o entidad propietaria”. Asimismo, ha detallado: “Para las transacciones financieras, los registros y bases de datos sanitarios, la distribución de alimentos o productos, etc”.

Organizada por la UIMP de Sevilla, la II Escuela de Energía UIMP-Cátedra Endesa (celebrada el 5-6 de abril) ha estado dirigida por el catedrático de Ingeniería Eléctrica, Jesús Riquelme Santos, y el responsable de Innovación de Distribución de Endesa, Jacob Rodríguez Rivero.

Una de las intervenciones más destacadas ha sido la del director de Innovación y co-fundador de la red de Hemav, Carlos Ferraz Pueyo, que ha explicado las técnicas avanzadas de gestión de información que se utilizan hoy en día para el control digital de activos en el transporte y en la distribución de la energía eléctrica. “El dron ha pasado de complementar la labor de los topógrafos a realizar el proceso completo con certificaciones de obras incluidas”, ha explicado Ferraz. La empresa Hemav para la que trabaja dispone de 75 drones que circulan por todo el mundo realizando operaciones de rastreo de datos topográficos, con soporte documental de imágenes de alta definición, de verificación de distancias y de búsqueda de averías, entre otras funciones, muy útiles en el sector eléctrico que ejemplifican bien los efectos de esta revolución industrial inteligente.

Esta actividad académica ha contado también con la asistencia del director de Relaciones Institucionales en Andalucía y Extremadura de Endesa, Rafael Sánchez Durán, la directora de UIMP-Sevilla, Encarna Aguilar y el director de la Cátedra Endesa de la Universidad de Sevilla, Antonio Gómez Expósito, quien ha destacado que “nos encontramos ante una nueva revolución industrial que está transformando el sistema de producción y distribución del sector energético”.

“El modelo de sociedad se basa en un acceso continuo a la energía eléctrica, de tal manera que si este acceso se interrumpe, la sociedad actual deja de existir”, ha explicado Riquelme Santos. A pesar de la importancia de la electricidad (su consumo se relaciona con el PIB de un país), el sector eléctrico está sufriendo una profunda transformación, sobre todo en la dotación de nuevos equipamientos, que están variando tanto las formas de mantenimiento de las instalaciones, como el control de las mismas.

En este sentido, ha señalado Rodríguez “la revolución que tenemos ante nosotros no sólo afecta a la industria, sino también al propio usuario y a la forma de relacionarse con la empresa distribuidora del servicio”. Precisamente este continuo cambio que se vive en materia energética, es la base de la Cátedra Endesa que busca, en palabras del responsable de Innovación de Distribución de Endesa, “promover el talento entre los estudiantes universitarios, por eso buscamos ideas innovadoras”.