Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

La jueza Laurence Le Vert no está convencida de que ETA haya hecho una “devolución masiva de armas”

Santander.- Laurence Le Vert, la que fuera jueza instructora de la sección antiterrorista del Tribunal Superior de París, y que ha conseguido enviar a prisión a más de doscientos terroristas etarras, ha participado en el encuentro De Hipercor a Ermua. El terrorismo de ETA y sus víctimas, en el marco de los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de (UIMP), donde ha relatado su trabajo durante más de dos décadas dedicado exclusivamente a la lucha de la justicia francesa contra la banda terrorista.


Le Vert, que ha sido interrogada por el acto de entrega de armas de ETA en Bayona el pasado 8 de abril, ha cuestionado la eficacia en la mediación de los representantes de la banda y en la credibilidad del hecho en sí: “No estoy convencida de que sea una devolución masiva de armas. Creo que no se ha devuelto el material del todo”, ha valorado.


La magistrada francesa, que ha hecho un repaso de la presencia de ETA en territorio francés, desde los años setenta cuando “disfrutaban de una gran libertad de movimientos”, ha valorado las razones que explican, principalmente, el final de ETA: “Se debe a la falta de logística y de refugios, y a la presión ejercida por los servicios judiciales y de información”, ha precisado.


Le Vert ha hecho una descripción detallada de muchas de las operaciones llevadas a cabo por la justicia francesa en el país vecino, así como del perfil de algunos etarras, en especial de Mikel Carrera Sarobe, del que ha destacado en varias ocasiones el carácter violento de sus actuaciones. Asimismo, ha destacado a las víctimas asesinadas, pero también a las que sufrieron robos y extorsiones: “Son víctimas cuya vida de un día para otro cambia radicalmente, a pesar del hecho de que no tengan nada que ver” con los objetivos de la banda, ha remarcado.


Esfuerzo sin arrepentimiento


La jueza gala ha expresado los “momentos complicados” que ha tenido que vivir y la dificultad que ha supuesto la lucha contra la banda terrorista. A este aspecto se ha referido Florencio Domínguez, director del encuentro y director del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo, al presentar a la magistrada: “Su trabajo le ha procurado disgustos y problemas en su seguridad, pero se ha mantenido firme en el cumplimiento de la ley. Su colaboración ejemplar ha hecho posible lo que al final se ha conseguido: la derrota de ETA”. Estas razones le valieron a Le Vert el Premio Adolfo Suárez en la Defensa de los Derechos Humanos en el marco de los Premios Fundación Víctimas del Terrorismo 2016.
A pesar de las dificultades y las penurias en más de dos décadas de trabajo, Le Vert ha subrayado que ni ella ni ninguno de sus compañeros se arrepiente de “haber pasado tantos años en la lucha”, y ha deseado y exigido que tras el final de ETA “se repare el daño hecho a todas esas personas que sufrieron tanto en aquellos años”.

Fotografía: UIMP | Esteban Trueba