Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

La Obra San Martín apuesta por la personalización para el apoyo de las personas dependientes

Santander. - Los nuevos avances y experiencias innovadoras destinadas a las personas con discapacidad intelectual han centrado la rueda de prensa ofrecida por las directoras del III Encuentro sobre personas con discapacidad intelectual: investigación, conocimiento e innovación, Sonia Fernández Ezquerra e Irene Hierro Zorrilla, que se celebra estos días en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Fernández y Hierro, responsables de Centros de Atención Diurna y de Centros Residenciales de la Fundación Obra San Martín, respectivamente, han expuesto los objetivos de la Fundación en el marco de la dependencia para personas con discapacidad intelectual. Así, han explicado los nuevos avances científicos y experiencias innovadoras en este campo, y también los proyectos futuros para personas con discapacidad. Según han informado las responsables de la Fundación Obra San Martín, ya se han construido y están en funcionamiento dos viviendas destinadas a personas con dependencia, la primera desde 2010 y la segunda, desde el pasado mayo de 2015.
De esta manera, cada hogar acoge a cinco inquilinos que viven su día a día de manera independiente y autónomo, con el respaldo de personal de apoyo. Las viviendas disponen de todas las facilidades necesarias para la adecuada integración de estas personas, siguiendo así el modelo impulsado en Holanda por el pedagogo Jos Van Loon, profesor de la Universidad de Gante.
En esta línea, las directoras Sonia Fernández e Irene Hierro han resaltado la necesidad de "trabajar para que la vivienda se convierta en su casa" y para que "hagan su vida como cada uno de nosotros". Así, el pasado 7 de junio, la Fundación Obra San Martín inauguró el centro de día Miguel Manso, al que actualmente acuden once personas, con la colaboración del Ayuntamiento de Santander y el Instituto Cántabro de Servicios Sociales.
Otro de los retos de la Fundación San Martín es ayudar a mejorar el futuro de los niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA). Desde la Fundación se ha hecho hincapié en la importancia de realizar un planteamiento de apoyo a los niños y sus familias una vez realizado el diagnóstico. Así, las directoras del centro han destacado que, sin ese planteamiento, "el futuro para los niños que hoy tienen TEA no es esperanzador".
En este contexto, entre las nuevas iniciativas impulsadas por la Fundación destaca la incorporación de treinta nuevas plazas para personas con discapacidad en el colegio Padre Apolinar, así como la ampliación de recursos y las nuevas instalaciones amoldadas a sus necesidades diarias. El colegio Padre Apolinar cuenta con servicios, recursos y medidas encaminadas a compensar necesidades en niños con discapacidad. Como han destacado las directoras de la Fundación, "es una oportunidad importante para Santander" y, además, "un trabajo puntero en innovación y avances para el futuro de la discapacidad".
A este encuentro asistirán ponentes de entidades líderes en procesos de organización de las personas con discapacidad. Estas instituciones reconocen el modelo científico propuesto por la Fundación. Al curso también asistirán trabajadores de la Administración que, actualmente, se están formando en esos nuevos modelos.

Fotografía: Esteban Cobo