Logo

Actualidad UIMP

La UIMP nombra doctoras honoris causa a Ainhoa Arteta y Teresa Rodrigo en el Solemne Acto de Clausura de los Cursos Avanzados de 2018

Santander.- La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha investido con el título de doctoras honoris causa (DHC) a la soprano Ainhoa Arteta y a la investigadora y directora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), Teresa Rodrigo, coincidiendo con el Solemne Acto académico de Clausura de los Cursos Avanzados de Verano 2018, celebrado en el Paraninfo de Las Llamas, y que ha presidido el rector de la UIMP, Emilio Lora-Tamayo.

La ceremonia ha contado con la presencia del ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, que también ha sido el encargado de la apertura y cierre del acto, y del equipo rectoral de la Universidad. En la clausura además han estado presentes el rector honorario de la UIMP, César Nombela; la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga; la fiscal superior de Cantabria, Pilar Jiménez Bados; la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos; el secretario general del PSOE de Santander, Pedro Casares; la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga; la directora provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y de la Tesorería General de la Seguridad Social en Cantabria, Eva Suárez; el abogado del Estado Jefe de la Comunidad de Cantabria, Telmo Esteban; el jefe provincial de Tráfico de Cantabria, José Miguel Tolosa; la directora del Instituto Oceanográfico en Santander, Alicia Lavín; la directora del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, Pilar Fatás; el jefe superior de Policía de Cantabria, Héctor Moreno y el Obispo de Santander monseñor Manuel Sánchez Monge.

La Educación cántabra tampoco ha querido faltar a este evento y ha sido representada con figuras como Ángel Pazos, rector de la Universidad de Cantabria (UC) y José Carlos Gómez Sal, exrector de la UC.

En el ámbito internacional, el evento ha tenido entre sus asistentes al cónsul de Ecuador, Rafael Bustamante, la cónsul de Brasil, Carmen Ealo de Sa y el cónsul honorario de Chile, Luis del Río.

Otras figuras a destacar han sido Regina Revilla, miembro del Patronato de la UIMP y directora de Relaciones Externas de MSD, el presidente de la Asociación de Veteranos del Ejército del Aire, Ramón Martín, el presidente de 9915, la Asociación de Coleccionistas Privados de Arte Contemporáneo, Jaime Sordo, la delegada Territorial de la ONCE en Cantabria, Raquel Pérez Valcárcel y el presidente del Consejo Territorial de la ONCE, Gustavo Seco Cagigas.

La ceremonia ha sido acompañada por la agrupación musical Scherzando, que con violín, viola, violoncelo, piano y voz, han interpretado La zarabanda de Georg Friedrich Haendel, así como el Veni creator y el himno universitario Gaudeamus igitur.

Nombramiento de Ainhoa Arteta como doctora honoris causa

La pianista Paloma O’Shea ha sido la encargada de elaborar la laudatio a Arteta, que ha sido leída por Lora-Tamayo ante la obligada ausencia de esta. En palabras del rector de la UIMP, O’Shea ha expresado que la elaboración de la laudatio fue un encargo que aceptó con “gran honor” y que ha agradecido “de corazón”, ha reconocido. O’Shea ha asegurado que la soprano “es una gran artista cuyos méritos hablan por sí mismos”, lo que le ha facilitó la labor, ya que “el relato de su trayectoria vital y profesional constituye de por sí la mejor laudatio”.

O’Shea ha recorrido la carrera profesional de Arteta, desde que su padre le regalara a esta un disco de María Callas con la Carmen de Bizet, a los seis años. “Cantar y bailar esa música se convirtió en el juego favorito de aquella niña, y hacer carrera de cantante se convertiría pronto en el objetivo vital de aquella joven”, ha afirmado. La también presidenta de la Fundación Albéniz ha recordado que, como artista residente de la Metropolitan Opera, Arteta ha recorrido grandes óperas y teatros de América y Europa - Carnegie Hall y las óperas de Washington o Houston, Covent Garden de Londres, La Scala de Milán, Teatro Real de Madrid o Liceo de Barcelona, además de triunfar en la Ópera de Sídney- con actuaciones memorables como Cyrano de Bergerac, junto a Plácido Domingo en San Francisco y en el Teatro Real, o La Bohème en el Metropolitan y La Scala. Todo ello junto a grandes batutas como Vasily Petrenko, Sir Neville Marriner, James Levine, Christian Badea o Gianandrea Noseda, entre muchos otros.

Sin embargo, O’Shea también ha tenido tiempo de recordar las “épocas de sombra” de Arteta, cuando “su voz dejó de estar a la altura que ella misma se exigía”. La pianista ha elogiado su reacción, cuando “se negó a terminar así su carrera y se dijo: «Voy a reconstruir mi voz»”. “Es un logro extraordinario que no hubiera sido posible sin el espíritu de sacrificio que le inculcó su padre, sin el anclaje a la realidad que le proporcionó su madre, sin su talento natural y, sobre todo, sin su carácter fuerte y generoso, ha sentenciado.

Para finalizar, y tras alabar su “responsabilidad como figura pública” apoyando varias causas benéficas, O’Shea ha enfatizado que desde sus primeros pasos hasta su próximo estreno en el Liceo de Barcelona con el papel de Cio-Cio-San en la Madame Butterfly de Puccini, Arteta ha recorrido “un camino admirable, propio de una gran artista y de una persona excepcional, de cuyos valores tenemos todos mucho que aprender”.

Ante tal homenaje, que elogia su trayectoria personal y profesional, la recién nombrada doctora honoris causa Ainhoa Arteta, ha agradecido el apoyo de su familia, cómplices de su vocación, y a la Universidad, por un nombramiento que le llena de “orgullo y satisfacción”, uniendo desde este momento su vida “a la de tan ilustre institución”. Además, la cantante lírica ha recordado a los grandes de la música clásica y del pensamiento, por ser fuentes de su inspiración.

Según ha expresado, son sus hijos quienes “conocen las luces y las sombras de una profesión tan exigente” que cohabita con ella misma. De esta manera, la soprano ha manifestado la complejidad en tratar de distinguir “entre la artista y la mujer” que conforman su persona. Además, ha agradecido también el apoyo directo de sus padres, de quienes ha recordado cómo le ayudaron a descubrir su vocación y le enseñaron a luchar por ella. “Me ayudaste a entender que el cante lírico no era solo una profesión, sino que era mi vida. Me enseñaste a luchar”, ha dedicado con emoción a su “ama querida”.

“De profesión ‘músico’, a veces giro mi DNI esperando encontrar esa palabra”, ha proseguido la artista, quien ha recordado cómo desde pequeña “dedicaba tardes enteras a expresar lo que sentía mientras trataba de emular a María Callas”. Asimismo, ha hecho referencia a la música como lenguaje del alma, del amor y de los sentimientos, así como promotora de su crecimiento: “Crecí con ella, como crece el ser humano a través del arte y las ciencias”.

Arteta ha dedicado palabras de agradecimiento “a todos y cada uno de los compositores y músicos que le han precedido”, porque, según ha subrayado, “permiten con su legado que personas como yo seamos el vehículo a través del cual aún hoy en día siguen emocionándonos con sus melodías”. Esta soprano ha incidido en la doble fortuna que siente por dedicarse al cante: “Somos a su vez intérpretes en primera persona, y almas que disfrutan escuchando melodías para ellas compuestas”. Además, ha reiterado que la música es una profesión exigente, sacrificada y que “a la caída del telón deja el sabor agridulce de un cuerpo extasiado, un alma pletórica y la íntima satisfacción del deber cumplido, reflejado en la mirada de un público emocionado”.

La artista ha reseñado en su discurso al filósofo Platón, quien entendía que “lo bello en sí no será lo visible, sino lo que trasciende al nivel de la idea o espíritu”. Arteta ha reinterpretado este concepto y lo ha adaptado a su perspectiva personal: “La música interpretada desde dentro, nos hace sentir un crisol de emociones casi adictivas de las que es imposible desengancharse”.

Como colofón a su discurso de agradecimiento, Arteta ha interpretado, acompañada al piano por Rosa Goitia, una obra del compositor catalán Federico Mompou, con letra de San Juan de la Cruz, titulada Cantar del Alma. “Resume en esencia y en sensación lo que he querido expresar”, ha concluido.

Nombramiento de Teresa Rodrigo como doctora honoris causa

La profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Física Corpuscular, Carmen García, ha sido la encargada de pronunciar la laudatio a Rodrigo, bajo el título La mujer protagonista de la ciencia. García ha definido a la investigadora como una “luchadora incansable” y “defensora del papel de la mujer en el mundo científico”. Así, ha afirmado que las aportaciones científicas de Rodrigo han contribuido a “aumentar nuestro conocimiento del mundo subatómico”.

La investigadora ha centrado su carrera en la Física Experimental de Partículas, “motivada por su afán de entender los aspectos fundamentales de los constituyentes de la materia y las fuerzas que gobiernan sus interacciones”, ha detallado García. Su formación doctoral se centró en las propiedades de los quarks de la segunda familia, en los experimentos de blanco fijo del CERN (el Laboratorio Europeo para la Física de Partículas). Más tarde, la investigadora lideró algunos de los trabajos más importantes que llevaron al descubrimiento de la partícula elemental quark top y del bosón de Higgs.

Y es que, la labor de la investigadora recién nombrada doctora honoris causa “va unida a los grandes descubrimientos de las últimas décadas”, ha asegurado García. “Ser mujer en Ciencia ha sido una carrera de obstáculos” que Rodrigo ha superado con “enorme éxito” y cuyo ejemplo “ha ayudado a otras mujeres a vivir este apasionante viaje”. Con estas palabras, García ha agradecido a Rodrigo haber ayudado a “ser visibles” a todas esas mujeres que han querido seguir sus pasos.

Tras ser investida, la directora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), Teresa Rodrigo, ha manifestado el honor que para ella supone esta distinción y en sus palabras se ha reflejado el agradecimiento a todos aquellos que han facilitado el desarrollo de su carrera profesional. Así, buena parte de su discurso, titulado La colaboración científica y el mundo de lo infinitamente pequeño, ha consistido en rememorar la historia de éxito del CERN –“referente de organización científica y el mayor laboratorio de investigación en física de partículas del mundo”- que ha sacado a colación el descubrimiento del bosón de Higgs.

Respecto a su labor profesional, ha señalado que “cada vez más la ciencia se reconoce como un hecho colectivo”, y que, por lo tanto, su especialidad es “sin duda un ejemplo paradigmático de ello”. En este sentido, ha recordado los valores asociados a la ciencia y al trabajo científico: “la integridad, el pensamiento crítico, la curiosidad, la creatividad, la libertad intelectual, y la capacidad de colaborar y alcanzar las metas propuestas en entornos de extraordinaria riqueza de mezcla de culturas”.

Valores que, ha considerado, se materializan “de forma ejemplar” en uno de los proyectos científicos en los que participa -y que ha mencionado Carmen García en su laudatio-, el proyecto del Gran Colisionador de Hadrones, (LHC por sus siglas en inglés), del CERN. Respecto al impacto mediático que tuvo el descubrimiento del bosón de Higgs, ha subrayado que “muchas veces recurrimos a imágenes simples para explicar conceptos científicos muy abstractos, y gracias a ellas estos pasan a formar parte de la cultura popular”. Y esto, ha añadido, es “muy importante ya que así transmitimos también a la sociedad el pensamiento y el método científico, que tan necesarios son para analizar la complejidad de lo cotidiano”.

Asimismo, “con su descubrimiento –ha explicado Rodrigo- completamos con niveles de precisión extraordinarios, la verificación experimental del Modelo Estándar y se abre de nuevo ahora una ventana a lo desconocido”. En los últimos veinte años, entre Santander y Ginebra, ha trabajado principalmente en el LHC, y “el siguiente reto ahora es la materia oscura” ha indicado. Y es que, los cada vez más precisos datos astronómicos indican que “esta materia visible no lo es todo, en realidad el 95% de la energía disponible en el Universo se debe a un par de componentes aún muy desconocidas: la energía oscura y la materia oscura”, ha explicado.

Afortunadamente, el 5% restante “lo hemos llegado a estudiar con una extraordinaria precisión en los experimentos de física de partículas y en el marco de las teorías de campos cuántico-relativistas, que son la base del Modelo Estándar de la Física de Partículas”, ha afirmado en su discurso la directora del IFCA. “Ojalá la naturaleza sea de nuevo amable con nosotros y podamos entender en las próximas décadas lo que hoy nos oculta”, ha expresado Rodrigo.

Finalmente, ha reivindicado en su discurso “otro importantísimo valor de la ciencia: nuestra capacidad de dudar, nuestra libertad para rechazar las certezas”. Y al respecto, ha emulado las siguientes palabras de Feynman: “…para resolver un nuevo problema hay que dejar una puerta abierta a lo desconocido… Es nuestra responsabilidad como científicos, enseñar a debatir la duda, proclamar el valor de esta libertad, y exigirla para las generaciones futuras”, ha concluido la recién investida doctora honoris causa.

La UIMP reconoce la excelencia

Durante su discurso, el rector de la UIMP ha destacado la clausura de la presente edición de los Cursos Avanzados de Verano en la ciudad de Santander y el nombramiento de doctor honoris causa a la profesora Teresa Rodrigo y a la soprano Ainhoa Arteta. Todo ello, en apología al “cultivo y respeto por el conocimiento humanístico y científico” considerados por “la propia institución como su objetivo fundamental”, implícito en su “ADN”.

Para Lora-Tamayo, los dos nombramientos honoris causa, otorgados por acuerdo unánime del Consejo de Gobierno de la UIMP, “reconocen por igual, de manera muy justa y ejemplar, los méritos de la ciencia y del arte”. Pues, en su opinión, lo que “han conseguido los galardonados a los que hoy rendimos homenaje nos llena a todos de orgullo, tanto por su excelencia creadora, como por su sacrificada dedicación”. Y, además, porque el nombramiento “prestigia a esta Universidad al incorporarlos a su Claustro como los últimos doctores honoris causa de una lista que totaliza 36 en los últimos 25 años”, ha indicado a los presentes en el Paraninfo de Las Llamas.

Respecto a Teresa Rodrigo, el rector ha incidido en “el papel crucial que para España ha representado la actividad de la investigadora en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, el CERN de Ginebra” que ha abierto la puerta de este laboratorio “a muchos otros investigadores españoles de Física de Partículas”. Por lo que, a su juicio, “imitando la costumbre de alpinistas y senderistas, bien podría pasar a llamarse la Vía Teresa Rodrigo, vía ferrata por estar sembrada de ayudas que Teresa ha contribuido a posibilitar”. Y es que, ante todo, Rodrigo es “un referente para la Física de Partículas en España y para las mujeres que trabajan en Ciencia”.

En referencia a la investidura de Ainhoa Arteta, Lora-Tamayo ha reconocido la excelencia de la soprano española tanto “nacionalmente”, así lo pregona su nombramiento de académica de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz, como a nivel internacional por “instancias internacionales como la Metropolitan Opera de Nueva York o el Concours d’Opéra de Paris”, premios que ganó al iniciar su carrera artística en la década de los años 90. Y en adelante, “sus éxitos se han prodigado por todo el mundo”.

En otras palabras, para el rector de la UIMP la “vasca” – en referencia a Arteta- es “un orgullo para todos los españoles”, y como Teresa, “una prueba de que al margen de cualquier otra cuota o consideración, la dedicación y la valía son reconocidos cuando en ellas brilla la excelencia. Excelencia en Ciencias de las denominadas duras y excelencia en lírica, en interpretación y en arte”, ha expresado Lora-Tamayo.

Por último, el máximo exponente de la UIMP ha despedido la actividad académica estival en Santander por lo que ha destacado que también es “un día importante para esta universidad porque clausuramos los Cursos de Verano del año 2018 en esta ciudad de Santander”.

Sobre los Cursos Avanzados de verano 2018

Tal y como ha detallado Lora-Tamayo, en la Península de la Magdalena se han celebrado este verano 139 cursos avanzados que han abarcado la práctica totalidad de las disciplinas y áreas de conocimiento universitarias. En estos cursos han participado 2055 profesores y conferenciantes –el 10% de ellos extranjeros-, que han impartido sus intervenciones a un total de 5500 participantes: 4500 alumnos matriculados y 1000 invitados y asistentes a sesiones abiertas.

Asimismo, en el Campus de Las Llamas, más de 1100 alumnos han participado en las 64 actividades académicas relacionadas con la enseñanza del español y la formación del profesorado. Además, se han realizado 26 cursos de inmersión en lengua inglesa con 764 alumnos. En total han asistido a nuestro campus un total de 1800 alumnos y 140 profesores de más de 40 nacionalidades diferentes. En suma, 203 actividades académicas en el periodo estival de la Universidad en Santander.

De manera paralela al programa académico realizado, la UIMP ha desarrollado 78 actividades culturales, consistentes en sesiones literarias, conciertos, representaciones teatrales, veladas poéticas, ciclos de cine y exposiciones, con una asistencia que ronda los 29000 espectadores.

Además, es importante reseñar la importancia de las enseñanzas de Postgrado de esta Universidad, donde casi 3000 alumnos se matriculan en 45 programas que incluyen 2 programas de doctorado, 27 másteres universitarios y 16 títulos propios.

 

Fotografías: Esteban Cobo | UIMP 2018

C/ Isaac Peral, 23 - 28040 Madrid | Tel. 91 592 06 00
Universidad Internacional Menéndez Pelayo © Copyright 2013 - 2017