Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Los alumnos de ‘Chopin en Latinoamérica’ suben al escenario con Víctor Rodríguez entre el público

Santander.- "¡El escenario es vuestro!". Sentado en la última fila, el pianista Víctor Rodríguez ha asistido al broche final, en forma de recital de piano, del curso magistral Chopin en Latinoamérica: la influencia del Romanticismo en los compositores latinoamericanos los siglos XIX y XX. El músico, que ha impartido durante esta semana un curso magistral en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha propuesto este “mini concierto” para ver “los avances en las cosas trabajadas desde el punto de vista interpretativo”.

Respecto al desarrollo del curso en sí, Rodríguez ha reflexionado sobre el “desafío” que ha supuesto para él que algunos de los alumnos inscritos no fueran músicos porque “era un curso en teoría más práctico”. Según ha explicado el músico, estos alumnos de un “perfil más pasivo” le han servido de “acicate y estímulo para conversar de cosas que de otra forma no hubiéramos hablado”. En concreto, se ha referido a cómo funciona por dentro el abordaje de una partitura o a conceptos de la estética musical, como al romanticismo, uno de los ejes del curso.

Durante esta jornada, los pupilos pianistas han ido, uno tras otro, tocando las notas que se dispersaban por el Paraninfo de la Magdalena, con la atención y los aplausos de su profesor. Los alumnos músicos han practicado las piezas durante dos horas diarias en el Conservatorio Ataúlfo Argenta de Santander esta semana, lo que les ha permitido “probar puntos de vista un poco diferentes de lo que traen para ver cómo mejorar la performance”.

Los alumnos han deleitado a su profesor con obras como la Barcarola de la compositora cubana Cecilia Arizti o la Tercera Balada de Chopin, pero todas con el foco puesto en Latinoamérica por “deber, placer y vocación ya que – ha matizado el músico- son mis raíces”. A su juicio, “lo interesante de esta propuesta era abordar un repertorio que no es frecuente”, en la que “Chopin es el pretexto y Latinoamérica el fundamento”. Y es que, ha señalado el pianista, el motor del curso ha sido “hacer música y reflexionar sobre el piano”.

En el acto de clausura del curso magistral, el vicerrector de Internacionalización y del Campus de Las Llamas de la UIMP, Eduardo Vázquez, ha despedido un curso que ha traído aires latinoamericanos a la UIMP a través de la música del piano.

 

Fotografía: Juan Manuel Serrano | UIMP 2018