Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Loukas Tsoukalis destaca como grandes desafíos de Europa el crecimiento “casi cero” y la desigualdad entre países

Santander.– La actualidad económica y política de la Unión Europea y de los países vecinos, ha aterrizado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de la mano del seminario Quo Vadis Europa IV? Europa entre la integración y la desintegración. El presidente de la Hellenic Foundation for European and Foreign Policy de la Universidad de Harvard, Loukas Tsoukalis, ha participado en la actividad organizada por la UIMP y ha lanzado el interrogante sobre si el proyecto europeo puede ser salvado tras la "crisis existencial" que Europa está atravesando.

Además, ha planteado dos de los mayores desafíos a los que la comunidad debe hacer frente: el crecimiento económico que "es casi cero" y las desigualdades entre países, pues, a su juicio, "el proceso de globalización ha creado ganadores y perdedores, y el número de estos últimos ha ido aumentando en los últimos años".
En este sentido, Tsoukalis ha definido la integración europea como "un proyecto que cada vez es más intrusivo y menos inclusivo (con más perdedores) y eso ha ido deteriorando el ambiente". Así, el profesor griego ha comparado, a través de una metáfora, el escenario europeo con "un autobús viajando por un camino pedregoso, donde la carretera es mala y hay curvas peligrosas". "Los pasajeros se pelean entre sí y dudan del sentido de orientación de la conductora, mientras que los que se encuentran fuera de este vehículo temen de que caiga por el precipicio". Así, ha explicado que "Europa ha evitado algunos accidentes importantes, hasta que los británicos decidieron salir de la UE". Por eso, Tsoulakis ha insistido en que el plano europeo está en la cuerda floja y "nadie puede decir a ciencia cierta que este proyecto salga ileso de la crisis".

Para comprender mejor dicha crisis, Tsoulakis ha puesto en manifiesto varios factores que están directamente relacionados con la situación actual de Europa. Entre ellos ha destacado que "la crisis financiera internacional se ha transformado en una existencial de la zona euro" y esto, en su opinión, tiene como causas principales "un mal diseño del proyecto europeo y el impulso de políticas erróneas, todo ello acompañado de una crisis mundial". Sin embargo, las causas no han sido lo único que nos ha llevado a la situación actual, ha afirmado el profesor griego, sino que la manera de afrontar los problemas de "déficit, deuda y de la explotación de una gran burbuja", han hecho que Europa haya encarado "mucho peor" la crisis en comparación con Estados Unidos. Además de que "la austeridad de unos ha agravado las condiciones económicas de otros", ha subrayado.

En esta línea, Tsoulakis también ha destacado como principal causa de la situación económica europea "la inestabilidad de los vecinos como Ucrania, Oriente Próximo, Irak, Irán y el norte de África". Y es que, a su juicio, "la gran mayoría de nuestros vecinos han sufrido un colapso y una gran crisis que ha llevado a un incremento de refugiados y a un repunte del terrorismo". "Una vez más, ha afirmado, se trata de una combinación de nuestras propias flaquezas y de nuestros fracasos, así como de la manera ingenua de explotar la paz europea en nuestros países vecinos".


El origen del Brexit
Por otra parte, Tsoulakis ha repasado las tendencias que han impulsado la salida de Reino Unido de la UE y ha destacado que "las manifestaciones y la presión pública" contribuyeron a que el Brexit ganara. Además, a su juicio, "los británicos siempre han sido unos malos compañeros y la gran mayoría de ellos jamás se creyeron el proyecto europeo, ha sido algo meramente económico para ellos". Así, en los dos próximos años, Europa y Gran Bretaña deberán negociar "un nuevo tipo de relación que todavía desconocemos, pero que se acercará al estado de fullmembership", ha señalado. Sin embargo, no todas las causas de esta salida hacen referencia a las características propias de Reino Unido porque, según el presidente de la ELIAMEP, "la integración europea ha sido un proyecto elitista que funcionó, en el pasado, con la condición de satisfacer las necesidades de los ciudadanos europeos, pero que ahora, si Europa no cumple con su prestación de servicios y ayudas", tal proyecto no se mantendrá a flote.

Un ajuste "irreal" para Grecia
Otro de los países que ha sido objeto de la ponencia ha sido Grecia. Un estado que, según Tsoulakis, es fruto de "una mala gestión por parte de unos políticos demagogos e incompetentes y de un programa de ajuste impuesto por Europa totalmente irreal". Así, el profesor ha explicado que "estamos ante un país que ha perdido una cuarta parte de su PIB y que, pese a ello, se le está pidiendo que gestione su superávit", algo que Tsoulakis ha calificado como "peor locura". Así ha destacado que "con esa petición aseguramos que Grecia no crezca y por tanto, le estamos quitando la posibilidad de conseguir dinero". Con ello, ha concluido, "Grecia está mostrando a otros países el camino hacia el infierno y, si no cambia todo esto en la eurozona, la situación será insostenible".

FOTOGRAFÍA: Esteban Cobo | UIMP