Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Rubalcaba: “Los países no medirán su riqueza por Producto Interior Bruto, sino por Conocimiento Interior Bruto”

Santander. – El ex vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y el director general de Innovación y Centros Educativos del Gobierno de Cantabria, Alonso Gutiérrez, han intervenido en una mesa redonda sobre educación del seminario Cantabria en la globalización y la revolución tecnológica, que se ha celebrado estos días en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). En el debate también han participado los directores del seminario, José Carlos Díez, profesor de Análisis Económico de la Universidad de Alcalá y Ramón Casilda, profesor de Dirección Internacional de Empresas de la Universidad de Alcalá, y han debatido sobre distintos aspectos de La educación en la globalización y la revolución tecnológica.

Para Rubalcaba "la educación es un tema de debate a la orden del día" y ha destacado que se trata de "una palanca de cambio social absolutamente clara y un instrumento colectivo de progreso". El que fuera Secretario General del PSOE ha señalado que "la globalización es el paradigma educativo más importante" y que en un futuro "los países no medirán su riqueza por su Producto Interior Bruto, sino por su 'Conocimiento Interior Bruto'". Y es que en su opinión, "en este mundo global se puede competir aumentando la calidad del trabajo en lugar de bajar los salarios". Esta lucha no puede hacerse a través de recortes por tres motivos: "Siempre hay alguien que lo va a hacer más barato, se restringe la capacidad del gasto y es económicamente negativo".

Asimismo ha explicado que "este modelo económico que presenta la globalización es insostenible e injusto", y es que Rubalcaba se ha mostrado partidario de otro formato donde "se compite por hacer mejor las cosas en lugar de más barato".

Rubalcaba ha destacado que el modelo que él defiende "aprovecha el conocimiento para ser más competitivo y propone una educación de calidad para todos y para toda la vida". Para el exministro, la fórmula para competir en la sociedad del conocimiento tiene distintas consecuencias educativas. Por un lado, que "la educación sea para toda la vida", es decir, a un medio y largo plazo. Sobre esto, ha señalado la continua actualización de conocimientos sobre tecnología que necesitan los docentes, porque están sufriendo "el efecto tarima" y es que educar es más difícil que nunca, ya que los niños son "nativos tecnológicos".

La segunda consecuencia viene de la mano de la "desaparición de la barrera formal entre educación obligatoria y postobligatoria". Rubalcaba ha explicado que la formación obligatoria tiene como objetivo que "todo el mundo apruebe y la igualdad de resultados", mientras que la postobligatoria se dirige "a la igualdad de oportunidades".
Igualmente, se ha referido al hecho de que "el abandono escolar temprano ha ido bajando sistemáticamente durante todos los años de la crisis, situándonos en este momento, cerca de la marca impuesta por la Unión Europea". Y después, ha hecho mención al tercer reto cuantitativo que tiene que ver con una buena inversión educativa y para el que ha explicado que no se debe pensar solo "en gasto a corto plazo", ya que a su juicio "la ignorancia sale más cara que la educación".

Por último, el ex vicepresidente del Gobierno ha llamado a hacer "una reflexión para enfatizar el papel de los docentes" y ha destacado que "para hacer un buen pacto educativo hay que tener un buen diagnóstico educativo", con análisis y parámetros. En su opinión se trata más de "inversión educativa, más que de gasto educativo".

Al acto de clausura se han sumado el rector de la UIMP, César Nombela y la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, quién ha insistido en la idea de que "una educación pública de calidad es la mayor opción para un futuro".

Fotografía: UIMP | Juan Manuel Serrano