Menu
 
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Ruth Ferrero Turrión: “La crisis migratoria no es europea, sino global”

Santander.- “No podemos hablar de crisis de refugiados, sino de crisis de gestión de refugio”, ha insistido la profesora de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid e investigadora Asociada del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), Ruth Ferrero Turrión, en el seminario ¿Europa en marcha? Crisis de globalización y desafíos de la Unión Europea, celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Según la ponente, “el tema migratorio es esencial y espinoso” y, en este sentido, ha insistido que no se trata de una crisis europea, sino global. En relación a esto, ha subrayado que sí se puede considerar “una crisis humanitaria, de gestión y de valores a nivel europeo” y ha explicado cada parte durante su ponencia titulada La UE ante el dilema de la gestión migratoria.

En la primera, Ferrero Turrión ha señalado que “existe una crisis humanitaria multifactorial como consecuencia, no solo de la guerra, sino también de las primaveras árabes, de la ausencia de respuesta regional y europea, del cambio climático y de las hambrunas, y de la expansión del Daesh en Oriente Medio”.

Además, ha destacado que podrían haberse evitado o reducido sus consecuencias, si se hubieran llevado a cabo los tratados existentes, achacando la responsabilidad a la Unión Europea.

Asimismo, en este primer bloque, la profesora e investigadora ha aportado varios datos para desmitificar el problema migratorio: “En este 2018 han llegado 45.808 personas y ha habido 1.405 muertos”, reflejando así un descenso significativo de las personas que llegan en comparación con 2015 y 2016. En relación a esto, Ferrero Turrión ha asegurado que la respuesta dada a nivel europeo, cerrando las fronteras a las personas migrantes, “ha provocado menos llegadas, pero también más muertes” y, además, fomenta que los tratantes de personas y las mafias cobren más a estas personas.

Por otro lado, en cuanto a la crisis de gestión, ha destacado que “la política de inmigración y asilo no es competencia de la Unión Europea, sino de cada estado miembro”. En este sentido, ha indicado que la política llevada a cabo se basa en una percepción de amenaza de la seguridad nacional y ha criticado que “el sistema de reubicación y reasentamiento no ha logrado su objetivo”.

Finalmente, sobre la crisis de valores, la protagonista ha matizado que está provocada por los distintos intereses de los diferentes bloques que forman parte de la UE. Asimismo, según Ferrero Turrión, esta tercera crisis “acentúa las divisiones Norte-Sur; Este-Oeste y rompe los principios fundadores de esta organización: la solidaridad, la cooperación, la libre circulación y los derechos humanos”.

Fotografía: Esteban Cobo | UIMP 2018