Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Segura sobre la adaptación al cine de `El señor de los anillos´:“Peter Jackson tuvo claro que la diana estaba allí pero el arco se le marchó”

Santander. – El profesor del Departamento de Filologías Inglesa y Alemana de la Universidad de Granada, Eduardo Segura, ha dirigido el taller Tolkien, entra la palabra y la imagen, dentro de la programación de los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en su novena semana académica y cultural.

Segura ha incidido en el concepto que tenía John Ronald Reuel Tolkien (J.R.R. Tolkien) del lenguaje que "es lo que alumbra sus mundos inventados", lo que ha producido una serie de debates en el curso sobre "los cambios que ha exigido su lenguaje al pasarlo al mundo audiovisual". Respecto a este tema, el profesor ha explicado su experiencia como asesor "de los guionistas de la trilogía de El señor de los anillos", ya que ha podido ver "la trastienda de las películas de Peter Jackson".

Así, el experto ha explicado como la productora del director de cine neozelandés contactó con expertos sobre la obra de Tolkien, en el año 1997, "mientras se escribía el guion nos hacían preguntas puntuales", ha destacado. Según Segura, lo que se pretendía era "saber qué elementos pensábamos que no se deberían dejar en el tintero" y si al escritor británico "le hubiera gustado la película, de haberla visto".

"Preguntas de fondo"

"Dimos nuestra opinión sobre si deberían aparecer los idiomas élficos en el film, así como tratar de llegar al espectador que no ha leído el libro". Segura ha afirmado que estos estudios le aportaron "mucha luz" sobre el universo Tolkien. "No podíamos hacer las 1200 páginas ni nombrar en la película los seiscientos nombres de personajes", por ello el profesor asegura que se requería un esfuerzo extra para pensar en esos espectadores: "Tuvimos que hacer un trabajo enorme para el prólogo de siete minutos, para poner al espectador en antecedentes". "No se trataba de hacer una poda, sino de una síntesis por nuestra parte". Así, ha recordado que trabajaron mediante correos electrónicos y ha explicado que le gustaría pensar que "muchas de las opiniones que dimos no fueron por la borda" y que "al ver la película creo que muchas de las cosas que dijimos fueron utilizadas".

"Éramos más de veinte mil personas"

"El trabajo de Jackson era más el de dirigir una tropa que el de coordinar a artistas". Segura ha recalcado la cantidad de gente que trabajó en la trilogía de El señor de los anillos: "Éramos más de veinte mil personas" y se coordinaron trabajos de todo tipo "desde la inspiración hasta la luz". Todo ello llevó a unas películas que alternaron "grandes aciertos estéticos con momentos inexplicables". Es más, según ha contado, "Peter nos envió un mensaje en el que decía que esas no eran las películas que él tenía en mente y que había algo de Tolkien que no había sabido capturar", a lo que ha añadido "tuvo claro que la diana estaba ahí pero el arco se le marchó".

Bakshi VS Jackson

A renglón seguido, Segura ha destacado que la película de dibujos animados de Ralph Bakshi (de 1978) "pese a ser un fracaso comercial a mí me pareció muy superior a la de Jackson". La "frivolidad" con la que "en ocasiones" Jackson trato la grabación, con "cierta sensación de estar siendo sobrepasado por una película de este calibre". En su opinión, el director neozelandés no "miró a los verdaderos maestros del cine" de los cuales Steven Spielberg es "tributario". "Se perdió mucho del espíritu de la épica y se centró en fuegos de artificios", ha sentenciado.

Fotografía: Juan Manuel Serrano