Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

UIMP Granada ahonda en el conocimiento sobre la conservación y preservación del ‘cielo oscuro’

Granada.- La bóveda celeste como recurso científico, cultural, medioambiental y turístico es el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que se celebró en Granada con el objetivo de profundizar en el conocimiento sobre la conservación y preservación del ‘cielo oscuro’. José Manuel Vilchez, profesor de Investigación del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), ha dirigido el encuentro que organizó la UIMP junto al IAA-CSIC, con sede en Granada.

En la clausura del curso, el vicesecretario general de la UIMP, Guillermo Díaz PIntos, subrayó la importancia de actualizar conocimientos relacionados con la conservación y preservación del denominado “cielo oscuro”: el firmamento sin contaminación lumínica. Una reflexión sobre la bóveda celeste entendida “no solo como recurso económico, turístico, patrimonial y científico, sino, además, como una necesidad existencial para aliviar, contemplándolo en el silencio y la oscuridad de la noche, esa melancolía que a veces nos inunda ante la dificultad de alcanzar la plenitud que esforzadamente buscamos durante el transcurso de nuestra vida en el tiempo”, explicó.


Durante el desarrollo del curso, expertos y científicos en la materia realizaron un análisis profundo desde diversas perspectivas: partiendo desde las bases legislativas, la intervención de las administraciones públicas, y proyectos e iniciativas en materia de gestión y conservación del cielo oscuro. Además, del análisis del mismo como recurso económico, turístico, patrimonial y, por supuesto, científico.


En este sentido, también se buscó identificar el impacto de la contaminación lumínica tanto en la naturaleza como en la salud, ya que el exceso de iluminación también incide negativamente en muchas especies animales.


Entre las actividades propuestas, el ‘Tour guiado del cielo’, sesión de trabajo interactiva y práctica, consistió en realizar observación astronómica real, guiada por profesionales, en el entorno del municipio granadino de Piñar, donde el cielo alcanza elevados niveles de calidad.


Para la gestora de la Oficina Calidad del Cielo del Instituto de Astrofísica de Andalucía y secretaria del curso, Alicia Pelegrina, la necesidad de proteger la calidad del cielo es “una prioridad que exige del trabajo conjunto de toda la sociedad”. Y es que Granada y el conjunto de Andalucía disponen de “cielos con condiciones ideales para su observación” que pueden ser “un motor de desarrollo capaz de generar nuevas oportunidades de empleo en estos territorios”, señaló.