Menu
 
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Un 25 % de mujeres jóvenes reconoce haber sufrido “violencia psicológica de control” en el último año

Santander.– La magistrada especializada en violencia de género, Paloma Marín, ha inaugurado el encuentro Violencia de género, logros y retos de futuro que, dirigido por la psicóloga forense Mª Paz Ruiz Tejedor, se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. En su exposición, la juez ha hablado sobre El estado de la cuestión en nuestro país cuando se cumplen diez años de la puesta en marcha de la LO 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Efeméride que Marín encuentra idónea para una rendición de cuentas, por parte de los poderes públicos, que "supere los meros datos estadísticos y proporcione información de cómo se ha aplicado e implementado la Ley en todos los sectores. Si realmente se ha introducido una modificación de hábitos y comportamientos sociales, en qué medida ha habido una mejora efectiva en la vida de las mujeres y cuál es su grado de satisfacción con los avances y la aplicación de la Ley", ha explicado.

Según datos extraídos de la macroencuesta realizada este año por el Instituto de la Mujer, Marín ha señalado que un 52 por ciento de las mujeres que han sufrido violencia de género ha acudido a algún servicio de ayuda, y un 81 por ciento ha transmitido a alguien de su entorno la situación. "Si estas terceras personas derivasen las denuncias al sistema judicial estaríamos en condiciones de responder a la inmensa mayoría de los casos de maltrato", ha asegurado. Además, ha afirmado que un 25 por ciento de las mujeres jóvenes (entre 16 y 19 años) reconoce haber sufrido violencia psicológica de control en el último año. "Los poderes públicos estamos llamados a responder de una forma decidida y hacer efectivos los derechos fundamentales de las mujeres; debemos asumir que está en juego el carácter democrático de nuestra sociedad", ha declarado la magistrada.

Asimismo, Marín ha asegurado que la crisis económica no puede justificar ningún recorte: "Cada euro que se recorta en este ámbito es un euro que se quita a la causa de la igualdad". La magistrada ha apelado a un "examen crítico de nuestra actuación personal y de la de las instituciones" para avanzar hacia "una nueva sociedad libre de violencia de género". "Hemos comenzado a transitar con paso decisivo el camino a la igualdad. Tarde, pero con buen pie", ha concluido.

Fotografía: Pablo Hojas