Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

La UIMP analiza los principales problemas de los territorios rurales

Se reúne este viernes en el Palau de Pineda, sede valenciana de la UIMP, el Foro para el Desarrollo y la Cohesión de los Territorios Rurales en España. Nace, con el apoyo de la UIMP, para continuar la tarea de reflexión desarrollada en diversos foros, pero sobre todo de identificación de los principales problemas de los territorios rurales en España, avanzar propuestas sobre las orientaciones en las políticas públicas necesarias, y compartirlas tanto con los responsables en España y la Unión Europea como con la sociedad en general.

RUBIELOS-P. MINGALVO 21-4-07 089_3

Valencia, 2 de marzo de 2016. Según datos de la Comisión Europea, el medio rural en España ocupa el 80% % del territorio y en él vive el 41% % de la población. Se trata de un medio demográfica y económicamente en retroceso, por el éxodo de la población y el menor crecimiento económico. Las políticas agrarias, primero, y las de desarrollo rural, después, han intentado evitar su declive, pero su efecto ha sido limitado, aunque en su ausencia la situación sería peor. Esto se traduce en peores indicadores socioeconómicos y en desequilibrios territoriales crecientes que afectan a la cohesión.

La situación del medio rural en España no es homogénea, y varía no solo entre regiones sino también de unos municipios a otros, dependiendo de múltiples factores que van desde la vitalidad del sector agroalimentario a las infraestructuras, pasando por la dinámica socio-económica de cada territorio. Por un lado, y simplificando, se podrían identificar tres grandes tipologías geográficas, en función de su viabilidad: el cuadrante noroeste presenta el diagnóstico más grave -con los peores índices de envejecimiento, masculinización y densidad de población-, en contraste con la mitad sur, encontrándose el cuadrante noreste en una posición de interdependencia más estrecha con el medio urbano, lo que le aporta cierta estabilidad. Por otro lado, los mayores problemas se presentan en los pueblos pequeños, de menos de 2.000 habitantes.

 

En la etapa 2015-2020 se va a debatir y negociar además el futuro de las políticas comunitarias a partir de 2020, y si las cosas siguen como están esto ocurrirá en un ambiente de crisis, desigualdades y crecientes pulsiones nacionales y regionales. Por todo ello será especialmente importante participar desde el principio en los debates y la generación de ideas. El Foro para el Desarrollo y la Cohesión de los Territorios Rurales en España pretende para ello intensificar la componente interdisciplinar y multidisciplinar en los debates, con el fin último de mejorar la capacidad de análisis e influencia. Por todo ello, el mantenimiento y desarrollo del medio rural español exige un gran esfuerzo colectivo tanto a nivel institucional como de generación y transmisión de conocimiento, tanto para sacar el máximo partido a las políticas existentes como para mejorarlas en las futuras reformas. Esto pasa por una mayor participación de agentes de todos los sectores, incluidos los medios profesionales y académicos, en la reflexión, el debate y la generación de propuestas de políticas a través de mecanismos diversos como grupos o foros. Se trata de una fórmula muy habitual en otros países que en España ha comenzado a calar también en los últimos años, como lo demuestra el éxito del Foro IESA, dirigido desde Córdoba por Eduardo Moyano entre 2011 y 2015, o el Grupo de Análisis de los Territorios Rurales (GATER), que empezó a funcionar en 2014 a partir de la cooperación de las universidades públicas valencianas.