Cursos

Actividades Académicas

Atrás

EL DESAFÍO ENERGÉTICO DE LOS PUERTOS: DESCARBONIZACIÓN Y NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

Información General

Gestiones on-line

Solicitud On Line

Para cualquier incidencia técnica
con la solicitud puede enviar
un correo electrónico a la
siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PROGRAMA DEL CURSO

BECAS

Información becasInformación becas
Código
658B
Horas

Fecha
06 Sep 2022
06 Sep 2022
Precio
40 € Tarifa A
Tipo
Encuentro
Temática
Ciencia y Tecnología
ECTS
0,5

Sede donde se gestiona

Santander

Lugar de impartición

Santander - Península de la Magdalena

Dirección

Francisco Luis Martín Gallego
Presidente de la Autoridad Portuaria de Santander

Álvaro Rodríguez Dapena
Presidente de Puertos del Estado

Secretaría

Christian Manrique Valdor
Jefe del Área de Infraestructura y Dominio Público
Autoridad Portuaria de Santander


PATROCINIO


PATROCINIO


PATROCINIO


PATROCINIO

Descripción de la actividad

Entre los problemas más acuciantes a los que se enfrenta actualmente la humanidad, el cambio climático, por la magnitud de sus consecuencias negativas en los sistemas físicos, biológicos y humanos del planeta, constituye una prioridad estratégica.Los puertos, por efecto de la acción combinada de dinámicas de largo plazo, como la subida del nivel del mar, y de otras de horizonte más cercano, derivadas de la reducción de los periodos en los que se manifiestan los fenómenos meteorológicos más extremos, y su incidencia en las condiciones de vientos, oleajes y mareas, se encuentran frontalmente expuestos al impacto del cambio climático.Así, adaptar las infraestructuras existentes al nuevo escenario climático en ciernes, o redefinir la forma en la que éstas se diseñan, construyen y mantienen, constituyen retos ineludibles de la actual agenda portuaria.

Ahora bien, en los puertos el cambio climático se muestra como un desafío estructural multidimensional, cuyo alcance va más allá de responder a los riesgos a los que se encuentran sometidas sus infraestructuras y el régimen de sus operaciones, y que tiene en la energía, el recurso sobre el que se sustenta la capacidad de la humanidad de realizar, de crear, de transformar, de poner en movimiento, de modificar la posición y las propiedades de las cosas, otro de sus ejes vertebradores.

A mediados de junio del pasado año el Consejo Europeo dio luz verde a la Ley del Clima de la UE. Concebida para responder al cambio climático, este corpus jurídico fija, de aquí a 2050, el logro de la “neutralidad climática”; es decir, que en poco menos de tres décadas las emisiones netas de gases de efecto invernadero se equilibren y sean iguales (o menores) a las que se eliminan a través de la absorción natural del planeta; estableciendo el objetivo vinculante para la reducción de las emisiones de este tipo de gases en la UE al menos un 55% de aquí a 2030 con respecto a los niveles de 1990.

Por su parte, el Marco Estratégico del Sistema Portuario Español, documento consensuado por Puertos del Estado y las 28 Autoridades Portuarias durante el “Seminario de análisis del modelo de desarrollo estratégico” llevado a cabo en julio de 2020 en Santander, cuyo propósito es marcar su rumbo durante de la próxima década, establece, entre sus objetivos, el “contribuir a la mitigación del cambio climático”, asumiendo el compromiso de convertir a los puertos en punta de lanza de las estrategias de mitigación rápida del calentamiento global; implicando en ello tanto a todo aquello que esté inscrito directamente a las Autoridades Portuarias como a los activos de los agentes presentes en ellos. 

Para ello, dicho documento establece unas metas concretas medibles y delimitadas en el tiempo. La primera fijada para 2025, año en el que huella de carbono de Autoridades Portuarias y puertos deberá haberse reducido, con relación a 2019, en un 50% y un 30% respectivamente. La segunda, 2030, fecha en la que el descenso deberá haber alcanzado el 70% y el 50% en uno y otro caso.

Alcanzar la neutralidad climática de los puertos con el calendario de metas e indicadores de medición establecido, requiere de la implementación de soluciones ambiciosas alrededor de, al menos, tres ejes de actuación estratégica dotados de hojas de ruta paralelas e interconectadas:

El primero de ellos, la eficiencia energética. Concebir y aplicar soluciones para reducir la cantidad y el coste de la energía requerida para el funcionamiento de estas infraestructuras, que permitan ajustar y optimizar el consumo de este recurso a las necesidades reales.

En segundo lugar, descarbonizar la actividad portuaria. Idear e implementar un nuevo modelo energético en el que, de forma asequible, las energías renovables limpias reemplacen a las procedentes de los combustibles fósiles.

Finamente, reconvertir las infraestructuras energéticas de producción, almacenamiento y distribución asociadas a las energías fósiles presentes en los puertos, y transformar a éstos en centros de generación de energía renovable.

Tres ejes de actuación cuyo recorrido reclama lo mejor de nuestras capacidades y esfuerzos, tanto para impulsar y conducir la investigación, la innovación y la inversión tecnológica, como para cambiar los hábitos, mentalidades y marcos regulatorios que requiere el desenvolvimiento de los puertos en un contexto de neutralidad climática.

El propósito principal del Encuentro es concienciar al sector sobre magnitud y urgencia del reto al que se enfrenta y su enorme dimensión transformativa; inspirar el diseño de estrategias globales y locales de descarbonización; así como reflexionar sobre el potencial de nuevas oportunidades de negocio que el cambio hacia el modelo energético basado en fuentes renovables abre a los puertos.  

El Encuentro está dirigido al amplio espectro de ejecutivos, técnicos y profesionales que conforman el sector portuario-logístico, tanto desde el ámbito empresarial como institucional; a las empresas relacionadas con la producción y comercialización de energía, así como a compañías del sector energético, investigadores, estudiantes, universitarios, emprendedores y “startups” que se sientan atraídas por las oportunidades que ofrece la transformación energética de los puertos.